Lo último publicado

Armin Logo

Así afectó el coronavirus a la rentabilidad de los concesionarios en el primer trimestre

La pandemia del coronavirus ya ha causado un gran impacto en el sector del automóvil. Mientras la fabricación y la venta se han visto gravemente golpeadas con números históricamente negativos, en la reparación el golpe ha sido fuerte aunque algo menos intenso y así será en el corto plazo, al menos, según prevén los expertos.

No obstante, una vez pasado la primera oleada del virus, con la recuperación tanto la actividad de venta como de reparación ha visto una paulatina recuperación, como ya vimos en un post anterior.

Sin embargo, el mal comportamiento de la rentabilidad de los concesionarios ya se notó incluso antes del confinamiento por la pandemia. Y es que la rentabilidad de los concesionarios en el primer trimestre del año cayó un 0,56% en tasa interanual, lo que supone el peor arranque de año desde 2013, según el Informe de Rentabilidad de las Redes de Distribución elaborado por Snap On para la patronal de vendedores Ganvam.

Armin - Plataforma integral para el taller del futuro


De esta forma, el parón de la actividad registrado a partir del 14 de marzo terminó de lastrar el resultado trimestral de las redes de venta oficiales, que ya había perdido fuelle antes del decreto del estado de alarma debido al menor dinamismo del mercado.

Asi, las matriculaciones ya comenzaron el ejercicio con la misma tónica con la que acabaron 2019 y registraron caídas del 7,6% en enero y del 6% en febrero, acumulando un descenso del 30% en el trimestre, tras el desplome de casi el 70% de marzo.

La posventa aporta el 56,5% de la rentabilidad del concesionario

Como consecuencia, al hacer un análisis por áreas de actividad, el parón comercial redujo al 82,3% la aportación del área de ventas a la facturación global de los concesionarios —1,7 puntos menos— siendo el departamento de VO el que registró mejor comportamiento. De hecho, en los tres primeros meses de 2020 se vendieron 2,2 vehículos usados por cada nuevo. 

La posventa, por su parte ganó peso respecto al ejercicio anterior al aportar a la facturación un 17,7%, en comparación con el 16% del mismo periodo de 2019.

Por otra parte, las ventas de vehículos aportaron el 43,5% de la rentabilidad al concesionario en el primer trimestre, lo que supone ceder 4,2 puntos porcentuales con respecto al mismo periodo del año pasado (49%). 

El terreno perdido lo ocupó la posventa, cuya contribución al resultado del concesionario fue del 56,5% hasta marzo, frente al 51% del primer trimestre de 2019, principalmente por la mejora del departamento de recambios.

En este sentido, mientras que el departamento de ventas tuvo que echar el cierre por completo como consecuencia del estado de alarma, el de posventa mantuvo servicios mínimos para poder garantizar la asistencia a vehículos esenciales. De ahí, que la rentabilidad del área de carrocería cayera casi seis puntos hasta situarse en el 9,9%, frente a la leve subida (0,7 puntos) registrada en la de mecánica, que alcanzó el 11,9%.

Gestión eficiente, taller eficiente

Con un futuro en el que el coronavirus tendrá un efecto incuestionable en la posventa de automoción más allá de la pandemi, la gestión eficiente del negocio de reparación será aún más importante y para ello contar con las mejores herramientas y partners será crítico.

¿Te preocupa la gestión de tu taller? ¿Y su rentabilidad? ¿Sabes qué te puede ayudar? Descubre todas las ventajas que ARMIN, la plataforma integral para la gestión del taller, pone al alcance de tu mano y cómo satisfacer todas las necesidades de tu taller desde un mismo entorno de trabajo. Contacta con tu distribuidor ARMIN y da el salto.

Te puede interesar × +

0 comentarios:

Publicar un comentario